viernes, 24 de julio de 2020

Agustin Cortez Robles

DOS MINISTROS DEPORTIVOS PARA LA HISTORIA

El próximo 16 de agosto concluye la presente gestión gubernamental, dando paso a un nuevo ejecutivo de la Nación al frente de la cosa pública.
Así como cambia el primer ejecutivo de la Nacion, también son removidos los Ministros, Viceministros y Directores Generales de las distintas dependencias estatales.
En ese conjunto de estamentos funcionales del Estado Dominicano que estrenan funcionarios, también recibirá un nuevo incunvente el Ministerio de Estado de Deportes y Recreación.
Esperemos que ese cambio de gobierno traiga un ministro deportivo interesado en tantas inquietudes pendientes de materialización para los atletas activos y aquellos que por sus méritos han sido reconocidos como Inmortales.
Ese funcionario que puede saber algo de política deportiva, se debe hacer acompañar de técnicos y dirigentes del mayor nivel gerencial. Independientemente de esa razonable actitud, el nuevo, o la nueva ministra, debe de agotar largos periodos de su agenda para escuchar el corazón del movimiento deportivo nacional.
Ese acercamiento horizontal, vivencial y personal con todas las estructuras que hacen deporte en el país debe de ser aprovechado para levantar un diagnóstico de la realidad deportiva de la Nacion. Ese estudio que en principio será una suma de experiencias, se convertirá en una herramienta eficaz de trabajo para la nueva gestión.
Dotado ese análisis con los insumos científicos y económicos del deporte, se convertirá en la guía gubernamental y olímpica que deberán implementar los clubes, las ligas, las asociaciones, y las federaciones durante los próximos diez -10- años de desarrollo deportivo en el país.
Esa metodología de frente a cada dirigente, atleta y entrenador del país, al margen de las relaciones habituales con el comité olímpico dominicano, será una contundente lección de procedimiento a la cúpula del comité olímpico dominicano, y a los dos ministros que en los últimos años han ocupado ese importante Ministerio.
Lamento mucho que los dos ministros de los últimos ocho -8- años hayan sido tan ciegos, sordos y mudos ante las inquietudes del movimiento deportivo nacional.
Creo que tanto la gestión de Jaime David Fernandez Mirabal, como la de Danilo Diaz Vizcaino pasarán a la historia del deporte dominicano, como las gestiones de peor desempeño gerencial, técnico y administrativo.
Ambos ejecutivos, distanciados de la realidad social en que se desarrolla la actividad deportiva nacional, implementaron ideas y proyectos con escasa posibilidad de relanzar de manera positiva una actividad de tanta trascendencia para el desarrollo sano de la Nación, y la proyección de esta en los más distantes escenarios del mundo.
Aparentemente, y más bien sin apariencia, Jaime David y Danilo Diaz llegaron al ministerio deportivo para revolverlo todo y no dejar nada trascendente a los miles de atletas, entrenadores, y dirigentes que con su esfuerzo, sin pago alguno, cargan sobre sus hombros la vida deportiva de la Nacion.
En ese escenario hostil del deporte dominicano que esos dos ministros crearon en los últimos ocho -8- años de pésima gestión gubernamental, juega un papel mediocre la dirigencia olímpica dominicana. Los principales dirigentes del Comité Olímpico Dominicano, encabezados por el señor Luis Mejia Oviedo, no asumieron su responsabilidad histórica ante el avasallamiento de esos dos ministros a la clase deportiva dominicana. Ese organismo deportivo, supuestamente con personeria jurídica independiente, en ningún momento alzó la voz para defender atletas, dirigentes y entrenadores ante los maltratos y vejaciones de estos dos ministros deportivos.
Luis Mejia Oviedo, y demás ejecutivos principales del Comité Olímpico Dominicano, al callar ante estas dos malas gestiones, hicieron causa común con ambos ministros en contra de quienes con su labor cotidiana y sin pago, sostienen el deporte dominicano.
Así como el 16 de agosto del año en curso cambiaran todas las autoridades gubernamentales, también debieran aprovechar los maximos dirigentes olímpicos y renunciar a sus cargos, porque su comportamiento dirigencial ha sido más gubernamental que Olimpico, obedeciendo a intereses y presiones políticas-partidistas, por encima del sagrado deber que ha dado razón a su existencia en la vida deportiva nacional.
La llegada de un nuevo funcionario al Ministerio Deportivo debiera suponer un relanzamiento de la actividad deportiva nacional. Esperemos el y sus asistentes no sean tan engreídos y tozudos como Jaime David Fernandez Mirabal y Danilo Diaz Vizcaino.
POST DATA:
Ojalá esta vez el señor Luis Mejia Oviedo se motive, y haga lo mismo con sus colegas del ejecutivo del Comité Olímpico Dominicano, para enfrentar al Ministro Deportivo cuando con arrogancia irrespete a miles de hombres y mujeres que antes que el, y después de él, han hecho y harán del deporte su vida.
Agustin Cortès Robles 
Dirigente Deportivo Nacional
Mayo 27, 2020.

jueves, 14 de mayo de 2020

Buenas Tardes.  Las opiniones Hoy día parece que deben ser panfletarias y ubicadas en una parcela política. Se perdió la razón y el análisis serio de los temas.  Me da pena oír a personas que han perdido la chaveta acusar a todos sus contrarios de ladrones, corruptos, etc., etc. y etc.  Pero los que renunciaron el otro día de la corrupción y el robo, son hoy héroes y amados compañeros.  Donde esta la seriedad de esos militantes y dirigentes políticos. Recuerden que esto es política, no embarren toda la pared para que luego no tengan que venir con la cara larga a querer limpiar a los amigos que ensuciaron.  Yo respeto y respetare a mis contrarios aun cuando sepa de ellos graves fallas morales y política que los descalifica  para hablar de otros políticos; pero no dejo de reconocer que de ese lado hay muchas personas que me merecen mis respeto y aprecio; así mismo de mi lado por igual hay excelentes políticos y mejores padres de familia y amigos,
también hay políticos que dan vergüenza en su actuación y trayectoria.  En cual de los partidos no los hay?

jueves, 7 de mayo de 2020

Buenos días. Yo no me opongo a que cada partido y sus dirigentes se promocionen y cuestionen al contrario por sus ejecutorias (desde el gobierno) y las propuestas para hacerlo mejor de la oposición.   Pero decir que Luis Abinader es un inepto, un pusilánime, sin propuesta, etcétera es precisamente lo que es el que cree eso.  Lo mismo aquellos de la oposición que dicen y dijeron que Gonzalo Castillo el “penco” no combina y hoy están huyendo detrás de todo el que está descontento con el gobierno porque los números han cambiado. Luis Abinader puede ganar el que diga lo contrario está hablando “pluma de burro”, ahora esa victoria está sujeta a que se dejen de meter la pata como lo hicieron los Alcaldes de Cotui y el de Puerto Plata.
Con pronunciamientos como el que hizo Luis Abinader sobre la pandemia de COVID-19 ayer minimizó la importancia de los infectados y los internos, evidenció que no solo Hipólito Mejía habla sin asesorarse.
Otro fallos de la campaña de Luis Abinader, un yerro de los asesores, fue ligarse como en un bolero a Leonel Fernandez como si los votantes dominicanos fueran idiotas y “exonerarán” de un plumazo las responsabilidades del Presidente Fernandez ante las acusaciones que hace la oposición al PLD en estos 20 años de dirección del gobierno.
Para muchos dominicanos esa es una alianza innegable de “macos y cacatúas”; pero no estoy ignorando la estrategia del PRM que pretenden agenciarse el 8 o el 5% de Fernandez en una eventual 2da. Vuelta pero; votarían los Leonelistas por el PRM en contra del PLD para aventurar si Luis Abinader los mantiene en sus empleos luego del 16 Agosto o barre con to’ como el alcalde de Cotui.  Hay otras variables que veremos en el próximo artículo.  Manuel Nin Matos: Vision Dominicana Miami.

domingo, 26 de abril de 2020

ANTES, DURANTE, DESPUÉS

Publicado el: 20 abril, 2020
Por: Carmen Imbert Brugal
e-mail: imbert.brugal@gmail.com

Todos saben cómo se produjo la suspensión de las elecciones ordinarias generales municipales el 16 de febrero.

El acuerdo fue esperar el resultado de las auditorias. Dos informes estaban pendientes y aunque los protagonistas sabían cómo y porque, la Junta Central Electoral-JCE- debía soportar la falsía. Cualquier respuesta a las provocaciones no tendría eco, actitud hasta hoy vigente. Porque todos saben cómo se produjo la suspensión de las elecciones ordinarias generales municipales el 16 de febrero, empero, continúan repitiendo la   fábula.  El 19 de febrero, después de la traumática suspensión, el Pleno de la JCE celebró una audiencia con los representantes de los partidos políticos para evaluar lo ocurrido, e informar los detalles de las Elecciones Extraordinarias, convocadas para el 15 de marzo. Durante nueve horas el Pleno soportó un juicio inquisitorio, cargado de insultos e imputaciones aviesas. Fue la antesala del agravio en la plaza pública. El pronunciamiento de una sentencia condenatoria, sin posibilidad de recurso que afectó nuestra dignidad, arriesgó la democracia y comprometió a la institución. La JCE fue tan víctima de la falencia, como las multitudes que gritaban solicitando nuestras cabezas.  Esa condición es ratificada por los informes publicados. En los textos está la suma de autosuficiencia, ausencia de comunicación, ilusión de solucionar el entuerto, incumplimiento de convenios e intención de provocar el caos. La comunidad política y cívica conoció la encerrona y todavía divulga falacias. Continúa, luego del impecable desempeño electoral el 15 de marzo y después del resultado de las auditorías. Sigue, indetenible, en tiempo de pandemia.

El informe de la OEA se acoteja. La narrativa exitosa ha satisfecho tanto que una de las regentes de los dicterios en contra de la JCE confesó, que no leería 45 páginas (sic). Con desenfado propio de la frivolidad que encarna, continúa su misión descalificadora, pero sin leer las 45 páginas del Informe Final publicado por la OEA, luego de la auditoría, solicitada por la JCE, para identificar las causas que impidieron usar el sistema de voto automatizado. Sistema que colapsó cuando intentó cargar las boletas diseñadas para las elecciones municipales, considerado de “alta calidad” por los técnicos de la empresa Pro V&V, contratada por la Fundación Internacional para Sistemas Electorales (IFES), avalado por la empresa Alhambra Eidos y por la Misión de Avanzada de UNIORE.

Saben que no hay sorpresas. El Pleno de la JCE desconocía las ocurrencias que desde el día 15 de febrero, auguraban la tormenta. Los delegados políticos y técnicos, sí sabían, como supo la Misión de Observación Electoral de la OEA, desde la noche antes, la existencia del problema que pudo evitarse con la adecuada información al órgano electoral. Lo expuesto no significa negar la imprevisión, negligencia, falta de protocolo de contingencia. La exculpación no es un camino, pero si la mención de los hallazgos. Hasta el 12 de febrero, se habían realizado 7,486 cambios en las boletas, atendiendo a las sentencias del TSE. La circunstancia fue determinante para el clonado y personalización de la boleta, además de la dificultad, no prevista, de la dimensión de las fotografías suministradas por los candidatos.

El pleno estuvo ajeno a la contingencia, sin percepción del peligro, hasta las 7 y 18 am del día fatal, cuando comenzó el requerimiento impositivo para que se dictara la suspensión. La JCE no podía apostar al fracaso, creyó, hasta la debacle, en la pericia informática. Lo ocurrido ameritaba sensatez y pactos para evitar el desenlace y eso fue impedido con intimidación y complicidades.
La decisión inicial fue continuar las elecciones en los 140 municipios, no afectados por el fallo del sistema de voto automatizado. Decisión que, en un primer momento, fue mayoritaria. Después todo fue cambiando. La deliberación que produjo la decisión final, sin unanimidad, se desarrolló con la intervención de agentes extraños, sin privacidad. Tres rondas de votación fueron influenciadas por esas intervenciones, algunas francamente conminatorias y apocalípticas.  Lamentable ahora la reanudación del embate, de las imprecisiones que encantan a la sinrazón. Es la repetición del antes y del durante, aunque el después está en el proceso celebrado el 15 marzo que no ha sido objetado.

martes, 21 de abril de 2020

CONSULADO E INDEX DE MIAMI.

MIAMI: Consulado retorna a RD a 141 dominicanos varados por Covid-19

imagen
MIAMI.- El Consulado General de la República Dominicana en Miami, en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Dominicana y la Comisión Presidencial de Alto Nivel para el Control y la Prevención del Coronavirus, coordinó y concretó el primer vuelo ferry desde Fort Lauderdale hacia Santo Domingo, en SPIRIT Airlines, con un total de 141 dominicanos que permanecían varados en los Estados Unidos, a raíz de la suspensión de vuelos y cierre de aeropuertos en la República Dominicana. 
El cónsul general, Miguel Ángel Rodríguez, expresó que este vuelo forma parte de los esfuerzos  realizados por la comisión de emergencia creada en esa legación diplomática para brindar asistencia 24/7 a todos los connacionales a través del teléfono de emergencia, whatsapp, correos electrónicos y redes sociales de la institución.
Con la colaboración de Sipirit Airlines y tras una intensa labor de organización, asistencia y gestiones por parte del consulado, los dominicanos llegaron al país la tarde de este jueves 16 de abril, figurando entre ellos nacionales que laboran como tripulantes de la línea de cruceros MSC y que aguardaban, asimismo, la oportunidad de ser repatriados.
Antes de abordar la aeronave de Spirit, los pasajeros fueron sometidos a un exámen médico realizado por la Dra. Mónica Dorvil-Bello, presidenta de la Asociación Dominicana de Salud de la Florida (DOHCAF), por sus siglas en inglés, quien certificó que no presentaban síntomas asociados con el COVID-19 (tos seca, fiebre o dificultades respiratorias). Luego, los ciudadanos dominicanos llenaron un formulario sobre su historial médico, en el que además aceptaron las disposiciones y requisitos establecidos por  la Comisión Presidencial de Alto Nivel para el Control y la Prevención del Coronavirus, dentro de los que figura que, una vez arriben al país, deberán permanecer en cuarentena obligatoria por un período de 14 días, en una instalación designada por dicha comisión. 
El gobierno que encabeza el presidente Danilo Medina ha dado instrucciones para que se brinde la asistencia necesaria, a través del Consulado Dominicano en Miami, a todos los connacinales que deseen reintegrarse al seno de sus familias en el país, cumpliendo, claro está, con el protocolo establecido por la Comisión Presidencial de Alto Nivel para la Prevención y Control del coronavirus.

ING. MIGUEL VARGAS TRABAJANDO:

Cancillería instruye reforzar asistencia a los dominicanos viven en el exterior



imagen
Santo Domingo, 20 abr (EFE).- El canciller Miguel Vargas informó este lunes que instruyó a los directores de oficinas del Instituto de Dominicanos y Dominicanas en el Exterior (Index) a duplicar los esfuerzos desplegados en apoyo a la diáspora en situación de vulnerabilidad debido a la crisis generada por la COVID-19.
El ministro sostuvo hoy una reunión virtual con once responsables del Index en Estados Unidos, Europa y América Latina, quienes le presentaron un informe detallado relativo a la situación de cada una de las comunidades dominicanas a las que prestan servicio, según destacó la Cancillería en nota de prensa.
Los funcionarios enumeraron las acciones que han tomado a favor de los dominicanos asentados fuera, en medio de la emergencia de salud global.
“En las terribles circunstancias que vive el mundo es necesario incrementar la colaboración que habitualmente ofrecemos a nuestros connacionales residentes en el exterior, sobre quienes se cierne, no solo la amenaza de la enfermedad, sino también las dificultades económicas que se desprenden de la pandemia”, dijo Vargas.
El alto cargo insistió en que los directores del Index gestionen ayuda internacional, principalmente insumos médicos que “el Ministerio de Salud Pública pueda utilizar para hacer frente al coronavirus”.
Vargas refirió que las oficinas virtuales de Index proseguirán abiertas de manera permanente para acompañar, sin excepción, a los dominicanos que requieran información o ayuda.EFE