viernes, 11 de octubre de 2013

ESE CORONEL ES LA PUNTA DEL ICEBERG:

Oficial no pudo explicar fortuna, caso en EEUU ni vínculos con “coronel narco”

Otro dato que motivó la investigación es el relativo a la obtención de bienes valorados en millones de pesos, cuya propiedad difícilmente podría justificarse con los ingresos que devenga el teniente coronel

Oficial no pudo explicar fortuna, caso en EEUU ni vínculos con “coronel narco”
Johan Emilio Liriano Sánchez.Acento.com.do/Archivo.
SANTO DOMINGO, República Dominicana,- Sus vínculos con un  ex coronel cancelado  deshonrosamente, una fortuna de 20 millones de pesos y un expediente en la justicia de Estados Unidos, fueron las razones  que motivaron a la Policía Nacional a recomendar  la cancelación del teniente coronel Johan Emilio Liriano Sánchez, quien se dio a conocer como el mote de “Arbitrario”.
El jefe de Policía, mayor general Manuel Castro Castillo, instruyó a la Dirección Central de Asuntos Internos, mediante los oficios números 28340 y 3266  de fechas 13 y 22 de agosto de 2013, para que abriera una investigación sobre el teniente coronel Liriano Sánchez.
La indagación apuntaba, según el documento, a informaciones suministradas en medios de comunicación, así como mediante el rumor público relativo a sometimientos judiciales en su contra, por la comisión de diferentes hechos delictivos que supuestamente comprometían la responsabilidad penal del oficial policial.
Otro dato que motivó la investigación es el relativo a la obtención  de bienes valorados en millones de pesos, cuya propiedad difícilmente podría justificarse con los ingresos que devenga el teniente coronel por concepto de salario y otras entradas económicas en su condición de mecánico de helicópteros.
La investigación fue llevada a cabo por los coroneles Eladio Rodríguez García, subdirector central y  Pascual Cruz Méndez, sub- directo de revisiones y operaciones de la PN, quienes interrogaron el referido oficial cuyo informe fue remitido al Consejo Superior policial. Una copia del informe de investigación descansa en los archivos de Acento.com.do.
El teniente coronel Liriano Sánchez fue interrogado sobre su relación con el ex coronel piloto Harold Manzano, del Ejército Nacional, expulsado de las filas militares porque  supuestamente actuó en contubernio con su hermano, el también piloto Edwin Manzano García en varios “bombardeos” de drogas en la zona este del país.
"La Junta de Investigación es de opinión: que el teniente coronel Johan Emilio Liriano Sánchez, P.N, incurrió en faltas graves a las leyes, normas y reglamentos que rigen la institución policial"
En la investigación, una copia de la cual fue suministrada por una fuente a la redacción de Acento.com.do, el teniente coronel Liriano Sánchez admitió que conoce al  ex oficial desde el 2001, cuando trabajaron para una empresa privada y posteriormente para el Cuerpo de Ayudantes Militares de la Presidencia de la República.
“Luego ambos fuimos asignados a formar parte de la tripulación del helicóptero presidencial, hasta el 2008, cuando el coronel Manzano fue retirado de las filas del Ejército Nacional por rumores de que su hermano estaba vinculado al narcotráfico,” dijo Liriano Sánchez a los investigares.
Luego del Cuerpo de Ayudantes Militares de la Presidencia de la República, el teniente coronel Liriano Sánchez pasó a la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) donde fue brazo derecho de su entonces presidente, el mayor general Rosado Mateo, y ocupó varios puestos importantes.
Proceso penal en Estados Unidos
Cuando los oficiales investigadores preguntaron a Liriano Sánchez sobre un proceso penal que supuestamente tienen pendiente en la justicia  de Estados Unidos, el coronel Liriano Sánchez afirmó que cuando tenía 19 ó 20 años, recién iniciaba sus labores como técnico de aviación, llevaba un trabajo paralelo en una bodega propiedad de su esposa en el estado de Massachusetts, donde comercializaban alimentos y otros bienes de consumo.
“Una noche cuando nos disponíamos a cerrar el negocio fuimos objeto de un asalto a mano armada, donde nos llevaron un cantidad considerable de dólares. Por ese motivo decidí comprar un revólver utilizando mi licencia de conducir, lo cual es legal en el estado de New Hampshire, pero al regresar a Massachusetts las autoridades me sorprendieron con el arma y me sometieron a la justicia. Pero nunca guardé prisión”,   según narró el oficial en el interrogatorio.
Asimismo, dijo a los investigadores que el juez del tribunal de Massachusetts le autorizó a marcharse con la orden de presentarse a juicio. Dijo que no tuvo la necesidad de volver al tribunal porque dos años después sus abogados resolvieron el problema.
Sin embargo, cuando le pidieron pruebas de que el caso habría sido resuelto, el oficial dijo que se comunicaría con su abogado en Massachusetts a los fines de aportar las pruebas. Al término de la investigación los supuestos documentos de prueba no habían sido entregados.
Un fortuna de 20 millones
El  teniente coronel Liriano Sánchez declaró a los investigadores que posee Bienes y efectivos por 20 millones de pesos, entre ellos un apartamento valorado en 6 millones de pesos.
Una cuenta bancaria con la suma de 147 mil dólares, producto de la venta de una finca  que tenia en San Cristóbal.
Afirma que es propietario también de una yipeta Toyota Land Cruiser Prado, de 2011, y una camioneta Toyota Hi-Luz  de 2007, a nombre de su señora esposa.
Según relatan en el informe los coroneles Pascual Cruz  Méndez y Eladio Rodríguez García,  el oficial Johan Liriano Sánchez no pudo justificar su patrimonio, debido a que no aportó pruebas sobre la procedencia del dinero con que habría efectuado las compras de bienes.
Agregan, además, que la fortuna que posee no se corresponde con su condición de miembro de la Policía Nacional. Además de sus ingreso económicos, subrayaron el “poco tiempo” que lleva en la filas de la institución policial el teniente coronel.
Liriano Sánchez ingresó como cabo a la Policía Nacional en 2002. Con apenas 11 años y 10 meses alcanzo el rango de teniente coronel, categoría que  aún ostenta, pese a que  su cancelación fue recomendada al Poder Ejecutivo hace más de un mes, y de que fue apresado y allanada su vivienda para fines de investigación.
Dice que gana RD$351 mil mensuales
Conforme a lo revelado en el interrogatorio, el teniente coronel Liriano Sánchez (el arbitrario) trabaja simultáneamente  para  7 entidades  públicas y privadas acumulando ingresos mensuales  de RD$ 351 mil pesos.
Según lo explicado por el oficial a los investigadores, por los servicios que ofrece a la compañía de aviación (Aviajet) recibe un salario de 84 mil pesos al mes, por trabajos a la empresa Telemicro recibe una paga de 25 mil pesos. Asimismo, recibe otros 25 mil pesos de parte de Air Safe, y en el Instituto Dominicano de Aviación Civil  (IDAC) le pagan otros 20 mil pesos mensuales.
Como técnico del helicóptero presidencia el coronel Liriano recibe el monto de 56 mil pesos al mes, mientras en la Policía Nacional, institución a la que pertenece,  devenga un sueldo de 18 mil pesos mensuales.
En su tiempo libre el oficial presta sus servicios a la compañía Aeropuerto Higüero, por lo que recibe una remuneración de 75 mil pesos mensuales,
Otros 39 mil se suman del alquiler de una casa ubicada  en el sector Los Restauradores, según  dijo a los investigadores policiales.
Recomendación del Consejo Superior de la PN
Los resultados de la investigación fueron entregados  al Consejo Superior Policial, que en septiembre de este año recomendó al Poder Ejecutivo la cancelación del  teniente coronel Liriano Sánchez, junto a otros 11 miembros de la institución, a los cuales se les imputaron faltas y violaciones legales.
Sin embargo, a más de un mes del pedido de expulsión de las filas policiales del referido oficial, el presidente Danilo Medina medina aún no ha firmado la cancelación.
Cuando aún esta en procedo la expulsión del Liriano Sánchez, éste enfrenta otra investigación en relación a la muerte de tres personas, una de ella asesinada en una residencia en San Cristóbal que fue propiedad del oficial, y que, según su versión, la había vendido un mes antes de la masacre.
Actualmente el coronel Johan Emilio Liriano Sánchez  pertenece a la Unidad A Cuartel General de la Dirección Nacional de la Policía Preventiva, y se encuentra en licencia médica, según consigna en el documento entrega a este diario digital.
Conclusiones de la investigación
Los oficiales investigadores determinaron en sus conclusiones remitidas el jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo, lo siguiente (Transcripción textual):
“Considerando: Que el teniente coronel Johan Emilio Liriano Sánchez mantenía fuertes vínculos con el ex coronel piloto Herold Manzano, del Ejercito Nacional, quien fue cancelado de las filas militares por actuar en contubernio con su hermano el también polito Edwin Manzano García, en bombardeo de drogas en diferentes punto del país.
“Considerando: Que oficial Liriano Sánchez declaró que tiene  bienes y dinero efectivo que ascienden aproximadamente a 20 millones de pesos, lo cual queda en nebulosa, debido a su condición de miembro de la P.N y el poco tiempo que lleva en la institución policial.
“Considerando: Que los miembros de la Policía Nacional son responsables personal y directamente por los actos que en el ejercicio de sus funciones llevan a cabo, infringiendo o vulnerando las normas legales y los reglamentos que  le rigen (articulo 61. De la ley 96-04 de la Policía Nacional.
“Considerando: Que los miembros de la P.N deben actuar con integridad, absteniéndose particularmente de incurrir o consentir actos contrarios a la ley, con la obligación de informar a sus superiores inmediato (articulo 27, literal B., de la misma ley policial.
“Considerando: Que los miembros de la P.N llevarán a cabo sus funciones con total dedicación, esmero y profesionalidad, debiendo intervenir siempre, en cualquier tiempo y lugar, se hallaren o no de servicio, en defensa de la ley y del orden público (articulo 27, literal e., de la referida ley.
“Considerando: Que el teniente coronel Liriano Sánchez  registra ascensos vertiginoso en su corto tiempo de carrera policial, donde en su historial policial no se le observa ningún curso de grado para escalar de rango; no obstante éste admitió  en sus declaraciones que el centro policial que realizó fue sabatino, logrando ingresar como cabo.
“Por todo lo precedente expuesto, vistas y a analizadas las piezas que conforman el presente legado, la Junta de Investigación es de opinión: que el teniente coronel Johan Emilio Liriano Sánchez, P.N, incurrió en faltas graves a las leyes, normas y reglamentos que rigen la institución policial, al no justificar de manera lógica y convincente su patrimonio tan ostentoso, no obstante el mismo no tener una dilatada carrera policial ni haber ejercido la función policial en posiciones que pudiese  justificar su holgada posición económica.
“Además, que el proceso judicial que se le sigue en el estado de Massachusetts, EE.UU., según la manifestación de sus declaraciones, no está del todo claro que haya concluido satisfactoriamente, en vista de que no ha aportado ninguna documentación que así lo avale.
“Por todo lo antes expuesto, la Junta de Investigación se permite recomendar: Que el teniente coronel Johan Emilio Liriano Sánchez sea cancelado el nombramiento que lo ampara como oficial superior de la filas de la Policía Nacional, en virtud a lo establecido en el articulo 65 literal F, de la le institucional No. 96-04, de la PN.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario