lunes, 25 de agosto de 2014

DOMINICANA UN PAIS DE DICTADORES Y SUBDITOS (I de III)

Manuel Nin Matos Luego del ajusticiamiento del tirano Rafael Leonidas Trujillo (chapita, el chivo, el zatrapa, etc.)el pueblo sano e ingenuo, que no profundisaba en sus analisis sociales, que no tenia conocimiento de como se entrelazaban las redes de los grupos sociales; penso que habia terminado una epoca de oprobio, miedo y sometimiento a la voluntad de una familia y sus adlateres. Cuan lejos estaban de saber que esos treinta años de dictadura, de adoctrinamiento, de terror y muerte; pariria una clase psicologicamente "adicta a mandar dictatorialmente"; daria vida a un grupo de intelectuales sumisos que jamas dejarian su miedo historico a hablar sin auto sensura; darian vida eterna a una clase de oficiales militares y policiales "adictos" a la tortura y el abuso de poder. Esos 31 años de encarcelamiento de las ideas, de las libertades civiles, de los derechos humanos; paririan una sociedad dispuesta a olvidar y repetir una y otra vez a "dictadores modernos", a intelectuales que descubren su verdadera naturaleza de opresion interna que recrea una y otra vez el sometimiento de sus ideas a una "clase de turno" que prepara su zarpazo historico a las libertades, a la democracia y las posibilidades de recrear una sociedad moderna montada en los parametros positivos de desarrollo, de renovacion de los mandos generacionales. Vivimos dirigidos, gobernados y asotados socialmente por una generacion que se niega a ceder el mando a la siguiente, que retiene sus espacios a fuerza de manipulacion de los partidos, de los organismos del Estado, de las Universidades, de los ascensos sociales; en fin de todos los medios posible para evitar las nuevas ideas, los nuevos metodos de relaciones sociales de una sociedad enferma de reelecciones. El "seguidismo" lo llaman clientelismo ahora; pero en realidad son dos conceptos diferentes; el seguidismo en la Republica Dominicana pertenece a una etapa aun no superada; es cuando los miembros de un partido politico se asignan a un dirigente (el es llamado lider) no importa si solo lo siguen en su casa; pero bueno es la correa de transmision hacia "el poder"; asi vemos miembros de esos partidos que solo respetan a su "lider" en sus desiciones y se olvidan de los estatutos, reglamentos y organismos y solo oyen la voz y la orden de su "lider"; se han creado asi organizaciones donde el miembro simple e independiente no puede existir sino se asigna a un "lider". Asi siempre estamos atomizados, siempre esperando la orden de arriba del "lider" para actuar; los dirigentes son figuras decorativas, los estatutos son formales para recibir reconocimientos de los organismos y, esos mismos organismos luego no le ponen interes al seguimiento a esos estatutos sino a las relaciones de poder de dicho partido. Sin dudas ese cancer del "seguidismo". de las "encomiendas politicas"; impide que la democracia funcione en todo el ambito nacional. Vemos los grupos disidentes de esa practica que arrastra un liderazgo antidemocratica, autoritario y permanente son muy debiles; estos grupos generalmente fuera de esos partidos, no cuentan con poder para ofrecer puestos, dadivas, etc. Las Universidades de mas influencia en la sociedad actual se han asignado a esos grupos de poder y a las clases historicamente poderosas economicamente. Si la educacion camina sobre profesionales que salen a servir a esos grupos anti democraticos; a esos "lideres" reproductores de las dictaduras generacionales; los cambios se encuentran sugetos, represados a la fuerza. Todo torrente social tiene un escape; busca una solucion y la historia social es rica en ejemplos de explosiones sociales que no estaban anunciadas o dirigidas por señales. Hablaremos de esas situaciones en Republica Dominicana UN PAIS DE DICTADORES Y SUBDITOS (II DE III).

No hay comentarios:

Publicar un comentario