martes, 11 de noviembre de 2014

COMUNIDAD Y TRABAJO COMUNITARIO



Por Manuel Nin Matos

Una vez alguien me dijo que para ser famoso había que hacer daño, crearse enemigos, abusar de la confianza de la gente; apoderarse de lo ajeno. Ser mentiroso, chismoso y meterle miedo a la gente buena, seria, honesta y moralmente valorable.  Son los más buscados para hacerle daño a los contrarios.

Hay unos especímenes en nuestra comunidad que han hecho todo eso; que se han lucrado de la extorsión, la mentira y el robo.  Que le meten miedo a la gente decente, gente que no quiere verse en la boca de esos oportunistas.  Gente que tienen expedientes judiciales y actuaciones familiares cuestionables, que moralmente no pueden tirar ni la primera ni la última piedra.  Ese tipo de gente que se cubren con su capacidad de hacer daño y meter chismes a diestra y siniestra.  

Esa gente recibe dinero a derecha e izquierda, asaltan  prácticamente a las personas decentes amenazando a otros para que la gente que los oye digan "coño si habla así de sus "amigos" que será de mi"; entonces ese tipo de especímenes mete miedo y la gente seria los aplaudes, los lisonja y los subvenciona.  La gente que realmente quieren hacer actividades por esta comunidad, que realmente tienen moral para hablar y actuar; cuya historia es diáfana; se limitan y se recogen por falta de apoyo por eso nuestra comunidad es tan pobre de unidad y productividad
.

Esos no me dan miedo, no me importa si no me mencionan, sino promocionan mis actividades, no me importa si se hacen ricos, si tienen dos y tres cheques si sirven solo para impedir que esta comunidad se una; este mundo ha sido construido por los buenos y los malos solo hacen que la sociedad en algún momento se sacuda y los erradique.  Lean la historia mundial y verán que tengo razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario