viernes, 26 de junio de 2015

ACLARAN SOBRE INSTITUTO DEL DOMINICANO EN EXTERIOR

Por Manuel Duran
Presidente Internacional del PRM
 
Queremos aprovechar para aclarar algunas confusiones relacionadas con el proyecto de creación del Instituto de Bienestar del Dominicano Residente en el Exterior (IMBIDOEX), presentado por todos los diputados de ultramar.
 
Dicho instituto son las mismas aspiraciones que hemos tenido desde hace muchísimo tiempo para beneficiar  a nuestra diáspora, que en una ocasión intentamos aprobar por medio de una Secretaría de Estado de Ultramar la cual nunca fue aprobada por ley, debido a sectores mezquinos que tradicionalmente se han opuesto a reconocer nuestros espacios en la sociedad dominicana, como ciudadanos con derechos y deberes a pesar de que residamos en el exterior. 
 
Esos sectores mezquinos, que en su momento se opusieron al Senador y a los Diputados de Ultramar, a la doble ciudadanía, al voto del dominicano en el exterior, a que ocupáramos posiciones en los consulados y embajadas, entre otros derechos que pretenden negarnos, también quieren ignorar que cumplimos religiosamente con el deber de enviar a nuestros familiares las remesas que actualmente constituyen más de un 10% del PIB  de la República Dominicana.  Esos ingresos constituyen la segunda fuente de divisas del país, teniendo un efecto anticíclico, porque disminuye el impacto de la crisis en el ingreso de las familias; en algunos años han representado un monto mayor que el gasto social público; además impactan en el nivel de escolaridad, y reducen el nivel de pobreza total en 2.5% aproximadamente.
 
Desde hace mucho tiempo nuestros diputados han estado laborando y explicando el proyecto en los diferentes escenarios de las comunidades y de nuestro partido.  Recordamos la presentación pública hecha en New Jersey con la presencia del compañero Presidente Hipólito Mejía, a quien se le entregó en dicho acto un ejemplar del proyecto de ley, el cual ha sido  recientemente aprobado.  
 
El mismo propone su financiación a través de medio punto de un porciento (0.5%, o sea, menos de uno por ciento) sobre las remesas, en otras palabras, de cada $100 dólares, la persona recibe $99.50, ya que habrá una deducción de solamente 0.50 centavos para beneficio de todos los dominicanos en el exterior.
 
También, por otro lado, se propone usar $5 dólares de la recaudación por cada servicio consular existente, cuyo monto se envía mensualmente a la cancillería; en otras palabras, no significa aumento de los servicios consulares, sino de lo existente que se envía a cancillería usar $5 dólares por cada servicio para beneficio de todos los dominicanos en el exterior.
 
Esta entidad del Estado Dominicano, será una institución autónoma, sin fines de lucros, organizada con una Junta de Directores Colegiada, constituida por siete Miembros que representan tanto al Estado Dominicano, como a las Comunidades de nuestros Residentes en el Exterior, y una Dirección General,  estructuralmente integrada por un Director y varios Sub-Directores responsables de las áreas ejecutivas, administrativas y operacionales, esta última encargada de las diferentes divisiones operativas del Instituto, que son:
              
División Jurídica; División de Asistencia Social; División Programa del Retorno Digno; División de Casas de Dominicanos en el Exterior;  División Cultural; División Deportiva; División de Estudio, Investigación y Estadística; División de Inversión e Iniciativas Comerciales del Dominicano en el Exterior. 
 
También funcionarán los Consejos de Dominicanos en el Exterior, para la Mujer,  para la Juventud, y para los Profesionales en cada país o ciudad del exterior donde haya una presencia significativa de dominicanos.
 
Teniendo como objetivos principales la asistencia y justa acomodación de nuestra diáspora en las diferentes comunidades del exterior, su orientación, apoyo legal, defensa de sus derechos individuales, consejos laborales, impulso de acuerdos bilaterales que promuevan el bienestar general y coyunturas para revalidaciones de títulos profesionales, la participación en el sistema de seguridad social y el apoyo dentro del territorio  internacional a incentivos que avalen el desarrollo socioeconómico de nuestra gente.
 
De la misma manera, disponer de asistencia social a familias de escasos recursos en situaciones de adversidades, y realidades funerarias, garantizando también un retorno digno que responda a necesidades económicas básicas para subsistir en el tiempo de readaptación, incluyendo el abastecimiento de un seguro médico que cubra durante dicho tiempo.   Exoneraciones del 100% en la mudanza de enseres y vehículo de uso (sin importar el año del vehículo) al ocurrir un retiro después de haber residido en el exterior por un periodo de dos años.  La producción de proyectos de viviendas que alcancen tanto a las familias de menores ingresos, como a las de medianos, y a las de mayores poderes adquisitivos dentro de los dominicanos del exterior.  Finalmente entre otros muchos beneficios la asistencia y financiación de pequeñas y medianas empresas a los dominicanos que se retiren a la vida productiva de nuestro país.
 
Con mucha transparencia, debemos aprender a decir malo a lo que es malo, pero también de la misma manera llamar bueno a lo que genuinamente sea bueno.
 
Abrazos afectuosos,
 
Manuel Durán, MST
Presidente PRM Comité Internacional,
Vice-Presidente Nacional y Miembro Dirección Ejecutiva.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario