miércoles, 22 de julio de 2015

MAGRITUD MORAL DEL GOBIERNO DOMINICANO


El autor es sociólogo. Reside en Santo Domingo Manipulación y magritud moral del Gobierno dominicano Por: REDACCIÓN AL MOMENTO
Fecha: julio 20, 2015En:

Por HAROLDO DILLA ALFONSO

En su reciente impugnación a las declaraciones del secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, el Gobierno dominicano no solo ha mostrado al mundo que es capaz de mentir en su desesperación patriotera, sino además, que es capaz de hacerlo con una inhabilidad vergonzosa. Como si los atildados funcionarios que aparecieron en tropel alegre ante las cámaras estuvieran dispuestos a seguir hundiendo en el cieno el honor de nuestra sociedad. Escuché tres veces la declaración de Luis Almagro. Creo que Almagro cometió un error en esas primeras tres o cuatro palabras en que divaga sobre islas y gobiernos, teniendo en cuenta que se estaba moviendo en un campo emocionalmente minado. Los diplomáticos no tienen el derecho de hablar ligerezas y no pagar el precio. Pero fue un error menor, sin importancia, que en ningún momento merecía una comparecencia de alto nivel. Y que no podía interpretarse como una propuesta para unificar políticamente a la isla. Menos aún, cuando en todo el resto de la comparecencia, Almagro se está refiriendo permanentemente a las diferencias entre las dos sociedades y sus implicaciones. Si el ataque contra Almagro lo hubiera realizado la cofradía de Vincho Castillo, el Cardenal o los gamberros que rompen casuchas de haitianos en el Cibao, lo hubiera entendido y no habría necesidad de prestarle más atención que el deploro ante la indecencia. Pero cuando se trata de una posición gubernamental, la cuestión toma otra dimensión, más aún cuando la comitiva denunciante estaba compuesta por al menos dos personas -el canciller y el ministro de la Presidencia- en quienes sospechaba (y aun quiero sospechar) capacidades intelectuales suficientes y algún sentido del decoro personal. No se trató de una confusión. El lamentable lloriqueo público del canciller va dirigido a invalidar por anticipado cualquier resolución de la OEA, que sospecha adversa a sus intereses y posiciones. Ciertamente lo hace muy groseramente, incluso anticipando una antipatía por Luis Almagro por sus meritorios posicionamientos sobre derechos humanos que agrega otro toque de torpeza a la catarsis. Pero el Gobierno no tiene espacio para otra cosa, y no puede esperar ninguna petición de reconsideración de lo hecho. Está desesperado y al mismo tiempo no tiene para dónde huir ni dónde esconderse, pues es un tema político en que ha colocado todo su pedigrí reaccionario y derechista. En consecuencia, cuando el canciller Andrés Navarro arremetió contra Almagro estaba cerrando las puertas a cualquier negociación. Y ha sido una manipulación dirigida a reagrupar los retazos de la derecha racista que anida en los poderes fácticos, y a continuar la peligrosa espiral patriotera que moviliza en torno al Gobierno y al PLD a esa franja de la población que por décadas ha sido adoctrinada en los peores instintos xenófobos. Una franja que, por lo demás, no consume muchas sofisticaciones políticas. Por eso el canciller, haciendo gala de esa absoluta ignorancia pretenciosa que desde el poder fija la soberanía en lo que deciden los gobernantes, sigue diciendo que nadie puede interferir en las decisiones que se han estado tomando en el país desde aquel aciago otoño de 2013 en que un tribunal superior decidió que los dominicanos de origen haitiano deberían ser tratados con el rigor legal como los nazis trataron a los judíos alemanes. Y sigue desconociendo que la República Dominicana ha suscrito una docena de pactos internacionales sobre derechos humanos que tienen precedencia constitucional, y que por tanto está obligada a reconocer. El Gobierno dominicano debe reconsiderar su actuación. Está hundiendo nuestro prestigio como nación, y jugando a una espiral patriotera y reaccionaria que solo nos puede conducir a nuestro fracaso como sociedad moderna. Imagino que el canciller Navarro lo sabe. Le pagamos para que lo sepa.

(Reproducido de 7días.com.do) POLITICA DE PRIVACIDAD Cualquier medio informativo, radial, escrito o televisado puede reproducir total o parcialmente cualquier noticia, comentario u otro texto publicado por ALMOMENTO.NET siempre y cuando dé el correspondiente crédito a este medio y publique o mencione nuestra dirección electrónica: almomento.net@gmail.com 2005 - 2015 © AlMomento.net AlMomento.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario